El verdadero poeta

Hace un tiempo hallé la siguiente frase, cuyo autor he buscado infructuosamente, por lo que ruego que si algún lector conoce su nombre lo deje anotado en los comentarios para hacer justicia a su legado.

El verdadero poeta es el que acierta a despojar su inspiración de todo lo trivial, de todo lo vulgar y mostrenco que posee, hasta encontrar un poso de belleza auténtica.

Sobre la corrupción política

Pese a haber sido pronunciadas hace unos siglos, las palabras que cito a continuación continúan siendo válidas respecto a la corrupción existente en nuestro país en el ámbito político.

Ninguna cosa alborota más a los vasallos que el robo y el soborno de los ministros, porque los irritan con los daños propios, con la envidia a los que se enriquecen y con el odio al Príncipe que no lo remedia… ¡Oh, infeliz el Príncipe y el Estado que se pierden porque se enriquezcan sus ministros!

(Diego de Saavedra Fajardo)